lunes, 14 de octubre de 2019

Tiempo basura

Que la autocuración rápida de Lobezno es mi antipoder no es ningún secreto por estos lares. De hecho, me caracterizo justo por lo contrario a esa capacidad extraordinaria. A mi cuando me dan, me tumban y me cuesta la vida misma levantarme. Tardo muuuuuuuucho en recuperarme de las leches reales y metafóricas de la vida sobre todo porque tengo NULA capacidad de desconexión. Cuando algo me duele, me indigna o simplemente no lo entiendo no puedo parar de darle vueltas. NO PUE-DO. Da igual que sea evidente que no voy a sacar nada en claro pensándolo tanto y que la única opción es aceptarlo y seguir con mi vida. Soy consciente de ello pero no consigo cambiar de canal mental.

Y es curioso que mi gigantesca fuerza de voluntad para otras facetas de mi vida brille por su ausencia en este tema en concreto. Esa cualidad me llega para poner barreras físicas a esta desobediencia cerebral que de poco o nada sirven. Quiero decir, que da lo mismo que esconda fotos viejas o borre mensajes y correos, porque mis pensamientos volverán a lo mismo apañándose sin material gráfico ni textual y valiéndose sólo de recuerdos para montar el pollo. El bucle sigue allí haga yo lo que haga para intentar evitarlo.

Pooooor eso me llamó tanto la atención el concepto de tiempo basura que aparece al final de este artículo. Se refiere más a mirar redes sociales de tu ex y comportamientos nocivos de este tipo, pero vaya, se puede aplicar un poco a todo y viene a decir que si no puedes vencerles, únete a ellos. Eso sí, sólo un ratito al día.

Supongo que es la misma idea de esas dietas estrictas que te dejan darte un premio en forma de pastel a final de semana a cambio de que te pegues los otros 7 días a pan y agua (y hojas de lechuga). Se soporta mejor el sufrimiento si se le puede poner límites temporales y se ve el final del túnel (o al menos un descanso) allá en el horizonte. El tiempo basura es un poco eso: Sé fuerte todo el día que por la noche tendrás unos minutos para descansar permitiéndote a ti misma nadar en tu propia miseria.

Con el tema de las redes sociales no lo veo tan claro, la verdad, porque hace el mismo daño stalkear 5 minutos el facebook de tu ex que 50: Si tienes que ver lo feliz que está y que ya te ha sustituido la ley de Murphy propiciará que sea la primera publicación que leas a la milésima de segundo de entrar. Los otros 49,99 minutos servirán para añadir detalles ilustrativos y dolorosos pero la información esencial ya la tenías desde el principio.

Así que para lo de las redes no sé, pero igual para reducir pensamientos obsesivos ayuda algo, puede ser... Porque cuando no paras de darle vueltas al tema que sea, el contenido es básicamente idéntico siempre, cero creatividad. No piensas muchas cosas distintas sobre el mismo asunto, piensas lo mismo todo el rato. Por lo menos yo. Entonces, si de alguna manera consigues cortocircuitar los pensamientos cabrones que te vienen tooooooodo el día diciéndote a ti mismo que por la noche tendrás media hora para regodearte en ellos a tus anchas, no sé, quién sabe, igual hasta te engañas a ti mismo un poco, ¿no?

Yo que sé ya...

lunes, 7 de octubre de 2019

No tiene pinta, no...

¿Que si va a ir a la tercera la vencida? No tiene pinta, no...

A ver, que yo mi parte de culpa la asumo. No me gusta nada el ligoteo por internet y por eso tampoco se me da demasiado bien. No me adapto. Parto del convencimiento inicial de que hay mucho perturbado al otro lado de la pantalla que me hará la vida imposible si la cosa sale mal, por lo que me cuesta un mundo empezar a dar información real sobre mi. Me parece muy forzado contarle mi vida a alguien que no conozco de nada y que (insisto) aún no ha demostrado no ser un girado de la vida. Y además...

Me aburre y me agobia a partes iguales tener 18 conversaciones abiertas a la vez con 18 personas distintas y me niego a estar hablando con alguien y tener que esperar dos horas cada respuesta porque has pillado al otro por la calle, o en el bus o currando y no está como para escribir seguido. ¿Que opciones nos deja esto? Una que a mi me parece muy útil para los inicios: correos cortos. Un parrafillo preguntando algo, sacando algún punto en común, haciendo alguna gracia... un método bastante eficaz, además, para distinguir si podrías mantener una conversación en la vida en 3D o si no tienes nada que ver con el susodicho y mejor dejar el tema aquí.

Bueno, pues se ve que lo de los correos cortos es el mal absoluto, el horror, la peste, la hez. Increíble, oye. No sé lo que os han hecho los correos cortos, pero cuanto rencor acumulado tenéis hacia ellos. En mi nueva y más desafortunada que nunca aventura ligoteril internetera lo he comprobado una y otra vez. Me he encontrado de todo:

---El iluminado que después de 2 mensajes de tres líneas me dice que mis correos son muy densos, que no está acostumbrado a leer tanto y que se le da mejor hablar.
Pues chico, eran 50 palabras en las que te preguntaba qué tal el viaje a Tenerife que habías hecho en verano. ¿Eso te cuesta? Pues con esa capacidad de concentración tendrás problemas hasta para andar y respirar a la vez ¿no?

---El flipado que pone una foto de escalada y no ha escalado en su vida.
Si hago una broma sobre los pies de gato y no la sigues, no has tocado roca ni en sueños, compañero, eso lo sabes tú, lo sé yo y lo saben los niñitos de África. Ya empiezas mintiendo en la foto, pero es que además tu técnica para que no se note es... en fin, me faltan las palabras.
-¿De qué barrio eres?
Se me ocurren miles de razones, a cual peor, para que emplees ese horrible iniciador de conversación:
-¿Por qué? ¿Llevas una tobillera de arresto domiciliario y no puedes alejarte más de 20 metros de tu casa sin que pite?
-¿Por qué? ¿Tienes una dejadez tan inconmensurablemente grande que si necesitas coger un bus y perder 10 minutos en desplazarte a otra parte de la ciudad ya no te interesa?
-¿Por qué? ¿Estás casado y no quieres que me encuentre contigo y tu mujer por casualidad cuando salgáis a pasear con vuestros 4 churumbeles el domingo por la mañana?
Y la peor de todas
-¿Por qué? ¿No se te ocurre nada mejor para encontrar cosas en común? Porque esa es una pregunta muy al estilo de mis SpeedySobris más peques. ¿Vas al mismo cole que yo? ¿Haces la colección de cromos de la liga? ¿Cuáles tienes repes?

---El alumnos aventajado de Grissom, de CSI
Después de hablar un par de veces me pide mi Instagram y que le mande más fotos porque quiere conocerme mejor. Muy pero que MUY  mi pesar (porque odio que mi careto esté por Internet y menos en cosas de estas) yo tengo 4 imágenes en mi perfil. ¡¡¡4!!! Una de primer plano y tres de cuerpo entero, alguna de ellas vestida con neopreno, un material que no deja mucho margen para ocultar kilitos de más, si es lo que te preocupa tanto.¿En serio necesitas más de 4 fotos para conocerme más? ¿Qué tengo que ponerte? ¿Un diagrama de mi nivel de hierro en sangre? ¿Mi huella dactilar?

¿Que si a la tercera va a ir la vencida? No tiene pinta, no....

lunes, 30 de septiembre de 2019

Enganchada a un amor inventado

No es que yo haya sido nunca muy fan de Malu y menos ahora que se ha convertido en la Yoko Ono de Ciudadanos, pero de casualidad he oído hoy una canción suya, me ha dado por escuchar la letra y hay una frase que me ha llegado a la patata. Más que nada porque ha descrito exactamente como estoy yo en temas cardíacos desde hace siglo y medio: enganchada a un amor inventado.

No a uno en concreto, sino más bien a uno detrás de otro. Me refiero a un estado general (que de tan prolongado empieza a parecerme infinito) en el que como ninguna de mis historias termina de arrancar en condiciones, no me queda otra que usar la imaginación. Y eso quiere decir que hay mucho lirili, poco lerele y nada de verdad empírica y comprobable. Todo son teorías, hipótesis y suposiciones.

Quiero decir.. que el esquema del experimento es siempre el mismo:

-Fase 1.

Encuentro con Maromazo Estupendérrimo de Turno. Emoción, ilusión y fuegos artificiales. Generación de serotonina, dopamina y oxitocina. Razonamiento lógico tendente a cero.

-Fase 2.

Sí pero no. Jajajiji risas mil. Planteamiento de interrogantes del tipo "¿le gusto?", "¿será esta su forma de comportarse con todo el mundo?" "¿tiene una mujer y dos hijos mellizos que viven en California? A falta de respuestas, se dispara un proceso creativo reflejo que sustituye los datos reales de Maromazo Estupendérrimo de los que no se disponen por datos inventados:"seguro que le encanta escribir", "fijo que es solidario", tiene pinta de que me apoyará en mis proyectos"...

-Fase 3

Maromazo Estupendérrimo no coopera: porque no puede, porque no quiere, porque no se cosca, porque no es el momento, porque se te han adelantado... por lo que sea. Aquí tendría que terminar el experimento, pero debido al Proceso Creativo puesto en marcha en la fase 2, la cosa no acaba aquí y te quedas enganchada en la interminable, absurda y horrorosa...

-Fase 4.

Ilógico encabezonamiento en sentir algo por alguien que no existe. O por lo menos del que no se tienen evidencias de su existencia porque no ha habido ocasión de recabar datos ni de hacer pruebas. Has partido de un supuesto previo, un conocimiento superficial y sesgado del sujeto, a partir del cual has formulado una hipótesis de como es Maromazo Estupendérrimo. Esa teoría sólo se podría comprobar observando su comportamiento en diversas situaciones parejiles pero sin la cooperación voluntaria de Maromazo estos tests no se pueden realizar, así que sólo hay una conclusión científica posible: no hay pruebas que demuestren que Maromazo Estupendérrimo es el Hombre Perfecto que tú te has inventado.

Y si Maromazo Estupendérrimo no es el Hombre Perfecto que tú te has inventado, quiere decir que ese Hombre Perfecto está sólo en tu imaginación, no existe en la vida real. Y si no existe, no puedes estar enamorada de él. No lo digo yo, lo dice la ciencia.

A ver si te enteras, Speedy...

miércoles, 25 de septiembre de 2019

Universo, no me decepciones

Cuando estaba en proceso de superar el Jamacuco Supremo (JS) ...

***Inciso
Este término sale tanto en este blog últimamente que deberíamos hacer un juego de beber, ¿no? Cada vez que ponga Jamacuco Supremo, ¡chupito! Acabaríamos todos con un pedal...
Fin del inciso***

A lo que iba, que después del chungo me dio por pensar que la vida tiene que compensar y que en compensación de un susto de semejante magnitud tenía que pasarme algo bueno. Como cayó más o menos por las fechas navideñas, compré lotería convencida de que me iba a tocar el Gordo, pero el hecho de que no esté en este momento en el Caribe con Curro disfrutando de mi feliz vida de millonaria demuestra que no era esa la compensación que el destino me tenía preparada.

Al principio me alegré de que no me tocara porque pensé que eso significaba que iba a ser agraciada con el Gordo de la lotería laboral. Sin embargo todo apunta a que no ha llegado mi hora TODAVÍA (la esperanza es lo último que se pierde) porque en este momento voy cual geisha por arrozal y ya os podéis imaginar que no me vería en estas si hubiera sido la afortunada en ese sorteo en concreto.

Mis dos fracasos anteriores me parecieron positivos porque quise suponer que preludiaban muchas alegrías en el amor. Estaba yo en aquel momento apostándolo todo al número de GimnasioMan y no me cabía ninguna duda de que en compensación a mi chungo la vida haría que el chaval se cayera del caballo como San Pablo, tuviera una epifanía y por fin viera claro que yo era la reina de su corazón. Esa revelación no le llegó en su día y, aunque (insisto) la esperanza es lo último que se pierde, a estas alturas dudo mucho que le vaya a llegar ya en algún momento, así que habrá que rendirse también en ese frente.

Total, que pensando en esto hace poco leí que juuuuuuusto el día que se cumple el primer aniversario del JS se producirá un tránsito de Mercurio por delante del Sol que se podrá ver en América, África y Europa y también desde España. Este tránsito no se producía desde el 9 de mayo de 2016 y después no volverá a repetirse hasta el 13 de noviembre de 2032. Y pensé: "Fíjate si será guay la compensación que me tiene preparada el universo que se celebra hasta con un evento astronómico destacado".

Universo, las expectativas están muy altas. No me decepciones.

miércoles, 18 de septiembre de 2019

Blancazo

Síndrome del folio en blanco. Bloqueo creativo. Atasco monumental. Llamadlo como queráis pero esa mierdaca de concepto es ahora mismo lo que mejor define mi vida en 3D. Sí, sí, mi vida, porque para escribir no tengo demasiado problema y aunque lo tuviera no me preocuparía tanto. Pero sí me preocupo porque en lo que no chuto es en mi vida real. Una minucia de nada...

Estoy paralizada. Inmovilizada. Congelada. Detenida. Me suena que ya os he contado algo parecido otras veces pero ahora es distinto. Y peor. Mucho peor. Ahora no es que esté agotada, harta, desanimada o desorientada, ahora es que no puedo moverme porque, simple y llanamente, no sé para donde tirar. Pero NI-I-DE-A. ¿Cómo puede ser?

Y es que yo otra cosa no, pero creativa soy un rato. En teatro, en literatura, en los juegos, en las conversaciones, puedes proponerme cualquier planteamiento, obligarme a partir de cualquier supuesto previo que siempre encontraré la forma de salir por algún lado. "Ya se me ocurrirá algo" es la frase que seguramente pondrá en mi epitafio porque es lo que más digo en mi día a día. Y es verdad. Entonces, ¿por qué estoy así? ¿Qué leches se me ha escacharrado dentro?

Me he quedado en blanco en el escenario y no hay ningún apuntador escondido entre bambalinas para chivarme lo que viene ahora en el texto y por donde tengo que seguir.

No sé qué cojones hacer con mi vida.

NO-LO-SÉ

martes, 10 de septiembre de 2019

Qué habré hecho yo en mi vida anterior

Se tendría que poder consultar en algún lado, ¿no? Digo, las cosas horribilísimas que se supone que has hecho en otra vida para que en la vida actual te caigan determinados marrones. De hecho, creo que debería haber una clasificación y listado oficial de penas:

-Bajar el vidrio al contenedor en plena noche en existencias anteriores: x castigo en el presente.

-Colarse en la fila del supermercado en vidas pasadas: x sanción en la actualidad.

Sería todo mucho más cómodo y objetivo, ¿no?

Si un inventario así existiera, estoy segura que una pena de las más serias, de las que estarían bien arriba en la lista para castigar tropelías muy tochas, sería encontrar a tu persona ideal y que él/ella no esté por la labor. Que no se cosque, que esté enamorado de otra persona, que no se atreva... Que no coopere, vaya, ese megaputadón de la vida.

Tú ves tan claro que sois tal para cual, que formaríais un equipo increíble, que resultaría todo fácil y divertido...Para ti es taaaaan evidente que sería una pasada estar juntos que no llegas a entender como el otro no se da cuenta. A veces te dan ganas de agarrarle por lo hombros  y zarandearle para intentar que espabile porque te parece que tiene que estar dormido o en trance para no percibir lo obvio.

Y es que lo peor es la frustración. Lo de quedarte sin novio/a ya es suficientemente zurullo de por sí para que a eso haya que añadirle además la rabia que da saber que tienes la razón y que no te hagan ni caso. Es que vamos, me faltan las palabras, ¡¡DÉNME MAYÚSCULAS MÁS GRANDES!!

Sobre todo porque no se puede hacer nada. Una vez que ya has informado de la situación y no ha habido quorum, se acabó lo que se daba, amiguis. No es no. Así que te callas y sigues con tu vida, claro, pero eso no significa que mágicamente dejes de ver lo evidente. Por eso mientras por fuera mantienes serenidad absoluta y una estudiada fachada de "Yo paso de todo, ¿tú quién eres? ¿vendes libros puerta por puerta?" por dentro hay una tú desesperada que mentalmente no deja de gritar como una entrenadora desde el banquillo en el partido más reñido de la historia:

-¿Ves la birria de consejo que te ha dado la chica que te gusta en ese marrón laboral que tanto te agobia? Yo te habría dicho algo mucho mejor.

-Menos quejas de que nadie aprecia tu humor absurdo porque si que hay alguien, sólo que tú no te pispas.

-Sé exactamente cómo apoyarte en ese gran proyecto loco de tu vida que te hace muchísima ilusión pero por tu cabezonería nunca descubriremos si mi plan funciona o no. 

Y luego que cuando me voy a la cama por las noches estoy cansada. Lógico, con este estrés deportivo mental.....

viernes, 6 de septiembre de 2019

Cual geisha por arrozal

Nunca he sido una gran organizadora de mi tiempo, para qué nos vamos a engañar. He perdido muchas horas y días por mi tendencia a la dispersión, por mi manía de procrastinar y porque, excepto bajo presión, la eficiencia no es mi cualidad más agudizada. Qué le vamos a hacer, ya soy guapa, inteligente y simpática, no se puede tener todo en esta vida. Tampoco tengo abuela, ya lo veis;P

El caso es que, en los últimos meses, la gestión ineficiente de mi tiempo está alcanzando máximos históricos y tengo que decir en mi descargo que yo tengo poco o nada que ver con ello. Este dilapidación temporal es culpa, fundamentalmente, de mi infierno laboral actual cuyo principal rasgo es la falta de planificación y la imprevisibilidad, lo que reduce mi margen organizativo a cero pelotero. No hay forma humana de planificarse porque nunca sé, con un mínimo de antelación, cuando voy a currar ni donde y lo que es peor, en qué momento voy a librar. Si ni siquiera sospechas que, de repente, te vas a encontrar con una cantidad variable de tiempo desocupado, no puedes pensar con tranquilidad en qué invertirlo. Así que o lo pierdes o lo usas en lo primero que se te ocurre seguramente sin preparación ni las herramientas que necesitas lo que se asemeja bastante a tirarlo a la basura.

Y si no saber cuando libras es malo, es aún peor pensar que vas a librar, organizar tu día conforme a ese plan, comenzarlo y que te llamen para currar dentro de cinco minutos en la otra punta de Speedytown. Eso, además de un estrés total por el que llegas siempre a todo despeinada, sin pintar y con la lengua fuera, es una putada porque lo poco que te da tiempo a empezar lo dejas a medias. ¿Traducción? O se te olvida terminarlo o cuando lo retomas tienes que partir casi de cero porque ya no te acuerdas de lo que habías adelantado. Total: máaas tiempo perdido.

Los dos párrafos de arriba aparecen en el diccionario de la Real Academia de la Lengua como definición de la expresión "cual geisha por arrozal", que es como yo voy ahora mismo por la vida v que en castellano castizo y para entendernos se diría como puta por rastrojo. Esto no es sólo incómodo que te cagas, sino que lo siento como un drama porque desde el Jamacuco Supremo lo de aprovechar el tiempo es mi prioridad máxima. La vida son dos días y uno nos los pasamos desenredando los auriculares y no estoy yo ahora para perder ni medio minuto. Y últimamente estoy perdiendo taaaaaaaaaaantos que me dan hasta ganas de llorar.

No lloro porque sé que esta situación es temporal, un medio para llegar a un fin y que consiga o no mi objetivo en una determinada fecha, no muy lejana, mandaré todo esto a tomar aire fresco para pasar a mejor vida (en el buen sentido, espero). Pero si en algún momento oís un aullido de dolor y hartazgo que llega desde el otro lado de la pantalla de algún lugar recóndito de la blogoesfera, que sepáis que he sido yo. Porque o grito o reviento.