martes, 27 de septiembre de 2011

Romanticona al 50% Part 2

(Decíamos ayer... Speedydad se planta en casa de la tía de Speedymum)

Tía le ve tan decidido que no le queda otra que dejarle entrar y preguntarle si quiere algo mientras espera:

Speedydad: Una ducha y un whisky

(Muy bien, Speedydad, tú ahí a tope de tacto, que la situación no es suficientemente incómoda ya.)

A lo que Speedydad sale de la ducha con su copazo en la mano, se encuentra en el pasillo con el padre de Speedymum, que ha venido como una flecha avisado por Tía. Yo ya he conocido a mi abuelo como el mejor preparador de meriendas, jefe indio y portero de partidos de fútbol caseros, pero no fue esa precisamente la faceta que le enseñó en aquel momento a Speedydad.

Me imagino la escena. Tía, Abuelo y Speedydad sentados en el salón. Silencio sepulcral. Se oye el vuelo de una mosca y se ve pasar una borla de esas de paja que cruzan la escena en la pelis de vaqueros justo antes de un duelo a pistola.

-Pues sí, pues sí
-Aquí estamos
-Parece que empieza a refrescar, ¿no?

Y si me imagino esa escena, aún me imagino más la cara de Speedymum cuando abrió la puerta y se encontró con ese pastelón. Debió de ser de traca. Cualquier otra habría salido pitando hasta China y no se habría vuelto a saber más de ella. Pero Speedymum era una superheroína todopoderosa con una imagen que mantener, así que le echó un par de ovarios y afrontó la situación. Qué remedio.

Los dos salieron a dar un paseo y hablaron. El discurso de Speedydad es un secreto tan bien guardado como la fórmula de la Cocacola y la identidad del asesino de Kennedy, pero no hay duda de que funcionó. 37 años después siguen juntos. Han superado problemas económicos, enfermedades y la llegada de cuatro pequeños superhéroes que les han dado millones y millones de quebraderos de cabeza. No pueden ser más distintos, ni vivir y ver las cosas de formas más opuestas. Pero allí siguen, contra viento y marea. Y qué queréis que os diga, yo les veo muy felices.

Con historias como estas, me ponen difícil ser romántica no creyente.

17 comentarios:

  1. Pero, pero, pero... Que le dijo!!!????

    En fin, soy nuevo fan de Speedydad, vaya crack. xD

    ResponderEliminar
  2. Joé Speedy te has dejado lo mejor ¡que cuente Speedydad que le dijo! (tu si que sabes como enganchar a la audiencia ehhh xDD)

    ResponderEliminar
  3. ¡¡¡¡Qué bonito!!!! Queremos post de Speedydad con la conversación completa ;).

    ResponderEliminar
  4. Yo también quiero saber el contenido de esa conversación, Diiiiiiiiiiiiios!!!!! jajajajaja
    (que cotilla soy)

    ResponderEliminar
  5. Ese discurso debería estar patentado.

    ResponderEliminar
  6. Qué bonicos... y qué tensión ese momento con futurosuegro y futuratía.. y la cara de speedymum!? Buff... me hacen lo mismo y muero (o mato) allí mismo.
    Me alegro de que saliera tan bien, no hay más que leerte (e imaginarte, porque lo de verte, aún no).
    Un besico
    PD: por cierto, las "borlas de paja" creo que se llaman capitanas...

    ResponderEliminar
  7. jajajaja!!!! que Speedydad con los nervios pidiera una ducha y un wishky, lo puedo hasta entender, pero que Tía accediera....!! Qué grandes los de tu familia!!

    ResponderEliminar
  8. En serio se metió una ducha allí en casa de tu tía. Guauuu!
    Pues sí lo tienes difícil, para mi que tú eres romántica un pelín más de 50%

    ResponderEliminar
  9. Jajajaja. ¡Qué grande! Y yo que creo que si Speedy padres se enteran de esto hasta nos aportarían algo a la historia... :D

    Toma ejemplo, Speedy, el que la sigue la consigue. Sube un 25% ese nivel, mujer

    ResponderEliminar
  10. Malkev, ni idea de qué le dijo, pero yo tb soy fan de Speedydad, porque sí, e sun crak!

    Speedy, ¿pero tú crees que si yo supiera el discurso mágico estaría aquí, escribiendo un blog? Lo habría vendido y a estas alturas sería millonetis! ;P Speedypadres no sueltan prensa de la conversación!

    Doctora, pues si le convences tú para que me lo cuente... yo lo escribo encantada.

    LaRiveiro, en serio, que no lo sé, ya me gustaría XDDDDDDD

    Apple, y tú que lo digas ;P

    Sweety, se llaman capitanas? Pues gracias, no tenía ni idea, pero nunca te acostarás sin saber una cosa más.

    Miss Hurry, es que imagina la situación, si el tío se presenta allí y pide un wishky con esa convicción... pues que vas a hacer... ponérselo, ¿no? Qué remedio! XDDDDDD

    Patito, es curioso que a unos les parece más grave lo del wishky y a otros lo de la ducha. A mí me parece una pasada las dos cosas juntas. ;P

    JuanRa, los Speedypadres me matan si saben que os lo he contado. Con lo vergonzosos que son! Y yo no es que no quiera subir mi nivel un 25%... es que la vida no me está dejando hacerlo. Pero es verdad que en estas cosas nunca se sabe XDDDDDD

    ResponderEliminar
  11. ¡Una ducha y un whisky...epatante!
    Valiente, crack!

    ResponderEliminar
  12. Los detalles escabrosos que yo pedía están en la conversación! Mucha superherohina pero poco avispada te veo... Tienes que conseguirlos pero ya.

    ResponderEliminar
  13. Fiebre, a que si?

    Take your mama out, ya, se me tiene que ocurrir algo para conseguirlos, caiga quien caiga! XDDDDDDDDDDD

    ResponderEliminar
  14. Mi hermana y yo siempre hemos pensado que lo peor que te puede pasar es tener en casa la pareja perfecta.Es un trauma como otro cualquiera.

    ResponderEliminar
  15. Cuánta razón, Pseudo, cuánta razón... ;P

    ResponderEliminar
  16. Jo.....yo quiero!!!!!!!!!!!!!!!!!
    es preciosa!!
    Y me has inspirado para un post:)
    Mil gracias por la iluminación
    XDDD

    ResponderEliminar
  17. Adalias, pues la historia que has contado en tu blog tampoco tiene desperdicio... lue me paso a comentarte por tus dominios ;P

    ResponderEliminar

¡Eh, no te vayas sin decir nada! No tengo el superpoder de leerte la mente.