sábado, 8 de enero de 2011

Ha sido la señorita Amapola, en la biblioteca con el candelabro

Me encantan los juegos de mesa. Me parecen una de las maneras más entretenidas de pasar una tarde, un fin de semana en el campo e incluso una reunión familiar. Son una forma genial de estar con los amigos de toda la vida y un sistema estupendo para conocer gente nueva. Garantizan risas a cascoporro y mil anécdotas divertidas. Soy fan de los juegos de mesa, son guays. En general me gustan todos, aunque hay tres que me parecen las joya de la corona: el Trivial, el Cluedo y el Tabú.

El Trivial me parece tan completo que lo pondría como prueba obligatoria en las oposiciones para cualquier cargo público. De hecho, yo lo pondría como requisito indispensable para presentarse a la presidencia el gobierno español. Mucho me temo que la mayoría de presidentes que hemos tenido no eran precisamente de los que conseguían todos los quesitos del tablero en pocas tiradas. Y menos todavía de los que superaban la ronda relámpago en la que hay que acertar cuatro de las cinco preguntas de una tarjeta para convertirse en ganador total.

El Tabú es otro gran juego, porque además de las risas que provoca, permite conocer realmente a las personas. Si no eres capaz de evitar las cinco palabras de la tarjeta es que la presión te puede, así que las situaciones límite no son precisamente tu especialidad. Y precisamente esa presión es la que retrata a los jugadores, que no pueden ocultar sus desconexiones neuronales...

-(El que tiene que conseguir que adivinen) Donde se tienen ladillas.
-(Una de las que adivina) El chichi
-Más o menos eso, pero de él (mirando a otro de los jugadores)
-(Otra de las que adivina) ¿El chichi de Pepe? Pues su novia, ¡yo!
-Noooooooo, en generaallll, lo que tienen ahí los que no son mujeres.
-Ah, el pene.
-Pero todo en conjunto.
-Coj*nes.
-Vale, otra manera de decir eso, pero coloquialmente.
-Huevos, cataplines, bolas, pilila, picha, breva, colita...
-A ver, no, es una palabra que se emplea también para Correos... Tú mandas un ... por correo.
-¿E-mail?
-¡¡¡¡Nooooooooo, correo postal!!!!! Que la misma palabra también se usa para decir que alguien es muy malo es algún deporte. Se dice, ese tío es un ... jugando a fútbol.
-¿Manta?
-Vale, para el reloj, yo así no juego... ¡En mi equipo no hay más que paquetes!

Y si no quedan claras las desconexiones neuronales, salen a relucir las verdades verdaderas.

-(La que tiene que conseguir que adivinen, Amiga 1) Lo que es Diego
-(Una de las que adivinan, Amiga 2) Imbécil, idiota, estúpido...
-No, hombre, los domingos.
-Ah, carnicero.

(Las vueltas que da la vida. Aunque en aquel momento le odiaba, ahora Amiga 2 se va a casar con Diego. Creo que tienen miedo a pedirme que hable en el brindis de la boda por si se me ocurre hacer la gracia contando esta bonita anécdota. ¡Qué mal pensados! ¿Cómo voy a hacer eso? Sólo va a ser el tema estrella de conversación en la mesa en la que me sienten, nada más.)

Otro juego mitiquísimo es el Cluedo. Mi mejor campo de adiestramiento para el reconocimiento y localización de supervillanos. ¡Qué grandes tardes de investigaciones he pasado! Qué armas tengo yo, cuáles les han tocado a los demás, qué habitación no ha podido ser la escena del crimen, qué deducciones puedo sacar de las pistas, quién miente... ¡me encanta! Sin olvidar las grandes frases que se dicen en este juego y que sería genial decir en la vida real: "Acuso a la Señorita Amapola, que ha cometido el asesinato en la biblioteca, con el candelabro". Ahora ningún supervillano de los que yo persigo usa armas tan chulas como un candelabro...

Con las mentes privilegiadamente creativas (y pelín locatis) que tenéis muchos de los que pasáis por aquí, una partida de estos juegos con blogueros iba a ser la caña de España. A ver cuando inventan un Tabú o un Cluedo virtual on line y montamos una timba, ¿vale?

23 comentarios:

  1. Pues si te gustan los juegos de mesa te recomiendo "Cranium" ¡¡vaya risas me he pasado yo con este juego!!
    Una mezcla de los mejores juegos y con pruebas como pintar con los ojos cerrados, hacer cosas con plastilina... ¡genial!

    ResponderEliminar
  2. Vale! Mola! Me apunto! Y si encima hace frio ya es el acabóse, arrejuntaícos en una mesa camilla, jajaja

    Mis juegos son el Trivial y el Scrabble (y con mis hijos el Quién es quién, jeje, que también debe ser apropiado para aspirante a superhéroe.

    Creo que me voy a guardar algo como la gran frase de Speedygirl jamás dicha:

    "Ahora ningún supervillano de los que yo persigo usa armas tan chulas como un candelabro"

    Sublime XDDD

    ResponderEliminar
  3. Lo del Tabú es la puritita verdad, el lunes pasado estuve de cumpleaños y al final acabamos jugando al Tabú:

    Mi hermano con la tarjeta, palabra a adivinar "Blando":

    Mi hermano, mirándome - "Tú eres..."
    Yo - ¿Tonto?

    ResponderEliminar
  4. Naray, no conocía ese juego pero suena genial... me lo apunto!

    JuanRa, cómo no le va a gustar al Diablo el Scrabble, con lo requetebien que se le dan las palabras XDDDDDDDD

    A mí el Quien es Quien me encantaba!!!!!! Lleva gafas, usa sombrero????? Seguro que es Jack! ;P

    Y sobre el candelabro... es que es una pena que se pierdan las tradiciones...XDDDDDDDDD

    TCTR, jajaja, esas cosas son típicas del Tabú, pero... Tu hermano hizo una descripción un poco general y tú crees que tu hermano te tiene en poca estima, ¿no? XDDDDDDDDDDDD

    ResponderEliminar
  5. Nunca he jugado al TABÚ, el CLUEDO era mi preferido, y el TRIVIAL me encantaba pero yo tenía unos amigos muy incultos pero con mucho ego que no jugaban por no perder.De todos modos hace mil anos que no juego a nada de mesa.(lo del ano es porque estoy con un teclado extranjero y no contempla la más nacional de nuestras letras).

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que te ries bastante, pero en mi casa no tenemos ni uno solo. El último que tuve de chaval era el imperio cobra, no ha llovido desde entonces. Lo que no me gusta del trivial es que no acierto ni una.

    ResponderEliminar
  7. Dios, qué eitis es este post. La de juegos que han creado desde entonces.

    Tsk, tsk, qué poco friki.

    ResponderEliminar
  8. El tabú es el mejor juego de la historia, no hay mas que hablar. Y también me he echado mis buenas risas con el Scatergories.

    ResponderEliminar
  9. Nosotros jugábamos a uno que se llamaba el Orient Exprés, una especie de Cluedo. Qué de risas.

    Hasta que descubrimos el Risk, y barrió con todo lo demás, claro.

    ResponderEliminar
  10. Juro que solo me pasa en los juegos de mesa y no en la vida real...
    pero tengo tendencias cleptómanas y tramposas cuando juego a estas cosas, sobre todo al monopoli. Siempre me da por fangarle billetes al de al lado, mirar las respuestas y así.
    Recuerdo hace años en casa de Viveiro Ruiz que comimos y jugamos un monopoli... luego al ir a pagar el taxi saque billetes de monopoli del bolsillo y hasta casas y hoteles que no habia dejado en la mesa. Casi me pegan.

    A mi peque mayor le han traido los reyes unos juegos de pensar chulisimos a ver si escribo sobre ello.

    ResponderEliminar
  11. ¡Yo me apunto! Jo, como mis desconexiones neuronales queden al descubierto lo ibais a flipar... A mí también me gustan los juegos de mesa, sobre todo el Trivial, el Scrabble y el Party. Sólo hay dos que no soporto: el Pictionary y el Monopoly. Eteeeeeernos.

    ResponderEliminar
  12. Pseudosociologa, ¿no has jugado al Tabú??????????? Eso no puede seguir así... No decías el otro día en un comentario que tenías que salir a reirte? Pues el Tabú es la opción segura para unas risas!!!!!!! XDDDDDDD

    PapaCangrejo, yo tampoco acierto ni una en el Trivial, pero si luego es suerte.. al final el quesito definitivo depende de preguntas como ¿cuántos corazones tiene un pulpo? que no es saber, sino que justo hayas visto ayer un documental sobre el tema.

    Efe, graciasssssssssssss, "qué poco friki", es lo más bonito que me has dicho nunca!!!!!! (aunque con las lindezas que me dices, eso no es nada difícil)

    Aitor, AUPA EL TABÚ!

    Zor!!!!! El Orient Express tiene una pinta buenísima!!!!!!! No lo había oído nunca. Ya estará hasta descatalogado, seguro... XDDDDDDDD

    ECDC, tramposillo en los juegos de mesa??????? Muy malllllll!!!!! Si sacas billetes del Monopoli en el taxi, yo también "casi" te habría pegado! XDDDDDDDDDDD

    Doctora, puffffff, el Pictionary... ese sí que se me da mal... nadie adivina qué son los garabatos que dibujo

    ResponderEliminar
  13. Nunca me han disgustado los juegos de mesa y estoy volviendo a ponerlos en práctica. Estas navidades me eché un parchís y una oca (los clásicos nunca mueren) y me regalaron el pictionary, que aún no lo he estrenado. El Scattergories también me gusta y pff, me quedan muchos que probar.

    ResponderEliminar
  14. Iba a poner aquí una explicación somera del Orient Expréss, pero lo que he puesto me da para un post, así que lo escribiré en casa, con algunas imágenes que he pescado por ahí.

    Por cierto que yo a una quedada bloguera para jugar me apunto, faltaría más, siempre que el juego no tenga nada que ver con pintar y eso, que no se me da mal, se me da peor.

    ResponderEliminar
  15. A mí me encanta el trivial, y además soy de esa personas odiosas que aciertan las respuestas sin saber si quiera de dónde sacaron el conocimiento. Aunque tengo un punto débil, el tema de la arte y espectáculos, y especialmente si es una versión antigua del juego. ¡¡NO VALE yo no había nacido!!

    ResponderEliminar
  16. ¿El chichi de Pepe? Pues su novia, ¡yo!

    Me declaro fans de esta mujer a la de ya XDDDDDD

    El Tabú mola mucho, y el Party, que lo incluye junto con juegos de mímica y tal. Al Cluedo en la vida jugué, pero si hay uno al que le tengo ganas es el Risk. Me sale la vena napoleónica y ¡hale, a conquistar el mundo! =D

    ¿Cuándo jugamos?

    ResponderEliminar
  17. Jo, Islander, la oca y el parchis... esos clasicazos, XDDDDD

    Zor, post del juego ese molón, guay! Si hay quedada bloguera y hay que dibujar, pues se dibuja, Zor, que no se diga! XDDDDDDDDD

    Omelette, tú eres de las todopoderosas respondedoras del Trivial, jooooooooo, cómo lo hacéis? Yo no doy una normalmente, pero las rosas y marrones son un poco mi especialidad.

    Pero, pero, pero, pero Zorro, no puedes pasar ni un segundo más de tu vida sin jugar al Cluedo, debería ser obligatorio por ley!!!!! ;P Otra cosa más que tendrás que hacer cuando vengasa conocer al niebla de Speepedytown... se te empiezan a acumular las tareas!XDDDD

    (Napoleón, ¿te digo un secreto ahora que nos oye nadie? Yo NUNCA he jugado al Risk)XDDDDD

    ResponderEliminar
  18. Mis amigos son los mas competitivos del mundo mundial!! si el juego es por equipos es mejor huir para salvar la vida!!!

    Recuerdo rezar en el tabu para que no me tocara turno doble..el horror!! el horror!!

    ResponderEliminar
  19. Goethita, qué me vas a contar, en los turnos dobles hay una presión!!!!!!!!!!!!! XD

    ResponderEliminar
  20. Bueno bueno bueno, si se hace algo así a modo internés avisadme y tal ^^

    ResponderEliminar
  21. ¡Que guaaay! Cómo echo de menos jugar a juegos normales, mis amigos son muy de jugar a juegos de mesa, pero ahora han traspasado la frontera y juegan a muchos raros que se venden en páginas extranjeras, y nose, no es lo mismo... ¡Nada como un Tabú, o un Trivial, o un Party, o un Risk, o un Cluedo...!
    Si hay quedada para juegos de mesa normalitos de los que venden en las tiendas, ¡me apunto!

    ResponderEliminar
  22. Jajajajaja Me encanta el tabú!!!!
    Mi experiencia tabú:

    Palabra por adivinar: cuento.
    Amiga que describe: Caperucita lo es.
    Chico que adivina: ¿Roja?

    :P Caperucita: la primera comunista!! jijijiji

    ResponderEliminar
  23. Hombre, si encontramos algo de este tipo montamos una superquedada virtual fijo, jaja

    Peach, es que dnd estén los clásicos que se quiten las nuevas invenciones, ¿eh?

    Adalias, jajajaja, qué nueva visión del cuento de Caperucita, ¿eh? Es que en el Tabú pasan unas cosas...

    ResponderEliminar

¡Eh, no te vayas sin decir nada! No tengo el superpoder de leerte la mente.