viernes, 10 de septiembre de 2010

Pregunte, pregunte...

Cuando estaba empezando mi carrera de superheroína tuve que presentarme a muchos procesos de selección: para conseguir unas prácticas, un curro de verano o entrar en la super-mega-academia-chupi en la que te adiestran para ser un superhéroe en condiciones. La mayoría de las veces estos procesos eran absurdos porque es imposible saber en cinco minutos si alguien tiene lo que hay que tener o no para defender a la Humanidad. Sin embargo, los jefes de turno tenían que escoger entre mil candidatos y para ello se inventaban pruebas inútiles y a menudo poco pertinentes para poder hacer la criba de alguna manera.

Al principio era frustrante tener que soportar tanta absurdez, pero después empecé a verle la gracia, me lo tomaba a broma y cada proceso de selección se convertía en una juerga. De hecho, a menudo era la organizadora de la porra en la que los candidatos apostaban cuál era la mayor lerdez que nos iban a obligar a hacer.

Yo he visto de todo. Una de las pruebas que recuerdo con mayor regocijo fue un test ¿psicológico? (ahora no entendéis los interrogantes, dos líneas más abajo los comprenderéis) de 100 preguntas. Todavía recuerdo algunas de ellas:

-¿Te duele el estómago a menudo? No, pero gracias por preguntar (Jo, qué gente más maja sois, cómo os preocupáis ¿no?)

-¿Duermes bien? Pues también (De salud ando bastante apañada, tranquilos)

-¿Tienes molestias estomacales? Errrrr, a riesgo de ser reiterativa no (Igual tengo que escribir más claro)

-¿Te levantas con fuerzas por las mañanas? Hombre, una hace lo que puede, pero soy Speedygir, más me vale.

-¿Dónde nació Putin? Errrrrr, ¿en una ciudad de Rusia? (Vaya, con esta me habéis descolocado)

-¿Crees que el fontanero te cobra más de lo que debería? SÍ, y si no os habíais dado cuenta aún, siento deciros que a vosotros también, (pero esto no es ser paranoica, que supongo que es por lo que lo preguntáis, sino realista)

-¿Tienes digestiones pesadas? Que noooooooooo (Tenéis un poco de memoria de pez, ¿no?)

-¿Cuántas pesetas exactamente vale un euro? ¿166,386? ¿166,368? (¿Quién se acuerda ya de las pesetas? ¿Este es un test psicológico o de memoria?)

-¿Podrías explicar la teoría de la aguja hipodérmica? Ni-de-co-ña, (es un truño, ese capítulo siempre me lo saltaba cuando estudiaba para los finales)

-¿Cuándo suena el despertador te gustaría dormir más? Pues claro, pero ¿creéis que lo voy a admitir en una prueba como esta?

-¿Quién es la presidenta del Parlamento navarro? Pues ahora no caigo (pero si quieres te digo el de la Comunidad al que pertenece Speedytown, que es un hombre muy majo)

-El presidente y el primer ministro de Polonia eran dos hermanos gemelos. ¿Quién era el presidente y quién el primer ministro? El presidente el gordinflón con cara de bueno, el primer ministro el otro, que tenía más cara de borde (Yo los llamo por sus apodos, que hay confianza)

-¿Has tenido alguna complicación relacionada con el aparato digestivo? NO, NO, NO, NO N+O=NO (¿Qué parte del NO no estáis entendiendo?)

¿Tienes sueño durante el día? Of course not (a ver si en English os convenzo más)

-¿Qué es el SIF? ¿Solo Información Funcional? ¿Sin Interés Informativo? (Si no me dais una pista dudo que pueda concretar más)

-¿Quién es el presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores? Pues seguro que hace unos años que un hombre amargado, porque tal y como está la crisis...

-¿Te parece que alguien te vigila escondiéndose detrás de una esquina? Por suerte no me lo parece y si me lo pareciera no lo diría en un test como éste. (¿A vosotros sí que os pasa? Ya si eso dejo el examen encima de la mesa, en vez de dároslo en mano, que me estáis dando mal rollo)

-¿Te levantas descansado o te gustaría quedarte más en la cama? Que no lo voy a reconocerrrrrrrrr (por muchas veces que me los preguntéis).

¿Cuál de estos jueces no participó en el juicio del 11-M? Y si no participó ¿qué más da?, ni pincha ni corta.

-Siglas de la televisión de Caracas. De Caracas. Estooooooo, si, claro, claro, la de Caracas, la tele que me pongo todas las tardes (¿einnn? ¿Y esta pregunta?)

-¿Tienes habitualmente dolores de estómago que te ponen de mal humor? Venga vale, si, sí, sí, sí, me duele el estómago, pero no me lo preguntéis más, no me lo preguntéis más, no me lo preguntéis más ¡¡¡¡¡¡¡POR FAVORRRR!!!!!!!!

Lo peor es que creeréis que me he inventado las preguntas para hacer una entrada humorística y no, son 100% reales. Sólo he cambiado mis respuestas. Ahora entendéis por qué cada prueba era una juerga, ¿no?

7 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. NO ME LO PUEDO DE-CREER!! XD

    El que ideó esas preguntas ¿no debería estar en una habitación acolchada sin ventanas y con música clásica??

    Pero no lo dudes, con esas respuestas te habrían admitído, fijo. Aunque sólo fuera para tener en el trabajo una tía tan divertida ;)

    ResponderEliminar
  3. ¿Las agujas tienen teorías? ¡Dios mío, se han vuelto inteligentes! ¡Corred por vuestras vidas!

    En serio, me has dado miedo. ¿¿De qué era el curro al que optabas??

    P.D.- ¿Ya estás mejor del estómago?

    ResponderEliminar
  4. JuanRa, ya ves, yo el primer test que hice de este tipo no me lo podía creer, después te acostumbras a la absurdez total... ¡y te echas unas risas!

    Zorro, el proceso de selección era para ser "la superheroina más famosa del mundo", claro XDDDDDDDDDDD. Por cierto, la teoría de la aguja hipodérmica no tiene que ver ni con sanidad ni con costura y ¡por favor! no empieces tú también con lo del estómago!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Que surreal el tema. Pero claro el trabajo de superheroina no se lo pueden a dar a cualquiera... tendrán que ser conciencudo... y me imagino que no hay nada peor que irse de vientre en pleno vuelo.

    XDDDD

    ResponderEliminar
  6. Exorsister, jajaja, cuánta razón tienes, por eso les preocupaba tanto el estado de nuestro estómago... ¡nunca lo habría pensado!

    ResponderEliminar
  7. Jo, menudo flipe.

    1. Yo también estudié lo de la aguja hipodérmica. Y sí, era taaaaan interesante que la he olvidado por completo.

    2.¿Qué tiene de malo que te duela el estómago para que insistan tanto en las entrevistas de trabajo? Joer, me repite el ajo, no puedo comer mucho picante, no bebo alcohol en grandes cantidades (no más de dos copas), a veces tengo acidez... Pero nunca he faltado al trabajo por eso!!!

    ResponderEliminar

¡Eh, no te vayas sin decir nada! No tengo el superpoder de leerte la mente.