martes, 29 de marzo de 2011

Paseando por la historia

Bueno, lo mío no es llegar tarde al Carnival Freak, es lo siguiente... pero es que esto no me lo podía perder. ¿Que con qué tres personajes históricos quedaría? Hay una que tengo claríiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiisimo

1.-Cleopatra

La reina de Egipto era una crak, ni más ni menos. Una tía que en un mundo de hombres consiguió el poder más absoluto y que hacía con los maromos lo que le salía de la punta del pie. Esta es la fundadora de la Escuela Puedo Conseguir el Chico que Quiera, así que me Quedo con el Más Rico y Poderoso. Luego ha habido alumnas aventajadas de esta maestra como Isabel Preysler o Carla Bruni, que donde ponen el ojo, ponen la bala, pero ninguna ha llegado al nivel de su mentora. ¿Que qué haría con ella? Pues irme de fiesta, está claro y que me diera unas profundas nociones de su depurada técnica, con su correspondiente clase práctica. Eso sí, como si tuviéramos 15 años, quedaríamos antes de salir en su palacio, para que me prestara alguna de sus pulseras enormes y sobre todo me enseñara a pintarme como ella. Con ese estilismo en los ojos y esa melena negra rectísima no se me iba a resistir ni uno, oye.

Decidirme por los otros me ha costado más... pero...

2.-Einstein

Yo quedaría para irme de cañas con este señor, pero no porque me dé un morbo sexual raro ni ninguna de esas burradas que ya estáis pensando todos. Y tampoco porque haya hecho grandes descubrimientos científicos que yo, como buena superheroína de letras, no valoro en su justa medida porque no los termino de entender (ni le pongo especial empeño, la verdad). Me iría con él de cañas porque en las fotos tiene cara de taaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaan despistado, pero tan, tan, tan, tan, tan despistado, que este señor tenía que ser un espectáculo en su vida diaria. Hombre, me imagino que si eres su madre o su novia igual acabas un poco hasta el gorro de sus idas de olla y de que casi queme la casa cada dos por tres porque se deja el gas abierto sin querer. Pero para una noche de fiesta tiene que ser unas risas. Me apuesto lo que sea a que era de esos que se iba a pedir a la barra y cuando volvía se ponía a hablar con un grupo que no conocía porque sus amigos se habían desplazado un poco a la derecha y él había confundido a unos con otros. Fijo que era de esos que a -10 grados de temperatura se olvidan el abrigo y de los que se les acerca una tía buena pidiéndole fuego con mirada seductora y le contestan que no tienen. Y que nadie se ofenda, ¿eh? que yo me iba a reír CON él, no DE él, que a mí estos despistados me hacen mucha gracia...

Y para mi tercera elección tengo varias ideas:

Con Leonardo Da Vinci quedaría para demostrarle todo lo que NO sabe hacer. Que sí, que sí, que escribiría muy bien y pintaría estupendamente y pensaría unos inventos maravillosos, pero... ¿sabía hacer el pino? Pues si no sabe, toda la tarde obligándole a hacer volteretas y piruetas de toda clase, para que aprenda. ¿Sabía hacer punto de cruz? Pues ahí le iba tener, con aguja e hilo, erre que erre. ¿Se podía tocar la nariz con la punta de la lengua? Pues si no era capaz, a practicar, que con práctica todo se consigue en esta vida. ¿No quería ser un Hombre del Renacimiento, de esos que saben hacer de todo? ¡Pues con todas las consecuencias!

A Napoleón le obligaría a jugar una pachanga de baloncesto con tipos enormes. Que ese tiene toda la pinta de ser muy machito con sus mapas, sus ejércitos y sus estrategias militares... pero habría que verle en pantalón corto, sólo ante el peligro de la canasta, con lo canijín que era...

A Goebbels, el jefe de propaganda de Hitler y considerado uno de los mejores publicistas de la historia, le sometería a una laaaaaaarga jornada de visionado de los anuncios actuales de la tele. Y a una buena ración de cuñas radiofónicas también, por supuesto. Antes de dos horas ya se había tirado por el balcón para acabar con el sufrimiento de aguantar toda esa basura hecha marketing.

Y bueno, mejor paro ya que, si no, no sé como va a acabar esto.

13 comentarios:

  1. Cuántos personajes! A mí que me costó elegir 3...


    Me he dado cuenta de que tienes bastante crueldad oculta... mola =D

    ResponderEliminar
  2. Me molan tus personajes, sobre todo Cleopatra. Yo me apuntaba pero ya XD.

    ResponderEliminar
  3. Kurai, en esta vida hay que tener mano dura hasta con los grandes personajes históricos, que si no, se suben a la parra XDDDDDDDDD

    Doctora, Cleopatra era una crak, ya podría haber montado una academia y transmitir su saber de generación en generación XDDDDDDDD

    ResponderEliminar
  4. Speedy, yo también me quedaba con Cleopatra, esta tía molaba, era una estratega de cuidado y se llevaba a los tíos de calle...que insolidaria, mira que no dejar por ahí escritas sus memorias para las generaciones futuras^^

    ResponderEliminar
  5. Napoleón jugando balóncesto con su pantalón corto y su sombrero de lado con una mano adelante y otra atrás corriendo entre los gigantes con expresión enjuta Jaja Me lo imagino y me muero de la risa... Me apunto para la salida con Einsten.
    Con Cleo todo bien pero habría que cuidar a la media naranja no vaya a ser que se pierda en sus encantos. Ups!

    ResponderEliminar
  6. Vengo del blog de Dra. Anchoa. Cuando hagas la quedada con la Cleo y la Dra. me avisais eh!.. que si hace falta me corto el pelo. Faltaria mas.
    Por cierto: hola! (ahora toca ponerse al dia con tu blog).

    ResponderEliminar
  7. Pues no me lo había planteado pero si que tenía que tener su punto irse de juega con Einstein... sip, sip :)

    ResponderEliminar
  8. Pues yo me iría de cañas con Hitler. Pero ya lo explicaré más detalladamente cuando haga mi entrada xDDD

    ResponderEliminar
  9. Por cierto, me he descojonado con lo de Einstein. ¡¡Es ciertísimo!! Vaya cara de despistao tiene XDDD

    ResponderEliminar
  10. Akede, a ver si en una de esas excavaciones arqueológicas que hacen encuentran las memorias de Cleopatra... eso sí que sería un tesoro y no lo de las pirámides!

    Patito, mientras tu media naranja no sea un rey alguien tremendamente poderoso no creo que hubiera habido problema con Cleopatra... XDDDDDDDDDD

    Totoro, lo de la quedada con Cleopatra lo veo difícil sin una sesión de espiritismo de por medio...pero vamos, que te avisamos, no te preocupes XDDDDDDD

    Naray, lo que yo te diga, los despistados son una risa ;P

    Misa, las cañas con Hitler podrían acabar regular si alguien se toma una caña de más y se va de la lengua, no? Ya nos contarás! XDDDDD

    ResponderEliminar
  11. Yo nunca me he planteado esa cuestión. Ahora, que Einstein no se como estará ahora para irse de cañas, un poco descerebrado creo ¿no?.

    ResponderEliminar
  12. ¿Quedar con Goebbles?Eso es muy, pero que muy "frikie".
    ¿Y con Napoleón?.
    Incluso Cleopatra se me quedaría grande.

    ResponderEliminar
  13. Papacangrejo, ya puede ser ya...XDDDDDDDD

    Pseudosocióloga, Goebbles friki? Por??????? Para mí es un personaje histórico muy conocido, en los Estudios de Contadora de Cosas se le nombraba en muchas asignaturas. Y con Napoléón yo no iba a quedar, se lo dejaba a mis amigos para que echaran una pachanga a baloncesto, que yo estos días no estoy para esos trotes...

    ResponderEliminar

¡Eh, no te vayas sin decir nada! No tengo el superpoder de leerte la mente.