viernes, 17 de febrero de 2017

Que me parta un rayo

Aunque estoy poniéndole todo el empeño del mundo, esto del ligoteo digital se me está dando regulero. No sólo por todo lo que ya os he contado, sino porque en esta práctica, como en los bienintencionados (Y HORRIBLES) intentos de emparejamientos externos, se empieza por el final. Y claro, así no hay manera.

Y es que en asuntos cardíacos, por lo menos para mí, las cosas van al revés. Vas por la vida, te cruzas con gente, de repente alguien te llama la atención (por su ingenio, por su amabilidad, por su físico...) y empiezas a poner los medios para conocerle y así saber si puede salir alguna historia romanticona de ahí. Sin embargo cuando te intentan emparejar con ese chico que seguro que te va a encantaaaaaarrrr o cuando te dedicas a recoger setas on line no hay nada previo, esa chispa, ese "no sé qué que qué sé yo" que te llama la atención y pone en marcha tu radar amoroso. En ambos casos te sueltan en el ruedo ligoteril a las bravas, a lo loco, a probar si el que han metido contigo en el ring te sirve como contrincante. Y claro, es una lotería. Hay las mismas posibilidades de que eso funcione como de que te toque el Gordo de Navidad o te caiga un rayo, es decir, más bien pocas.

Y no es una cuestión de exigencia ni muchísimo menos porque a aquí la que escribe le ha gustado cada peor de la vida de agárrate y no te menees. Por si alguno de mis exs llegáis a leer esto alguna vez por casualidad (¡¡HOLA AMORES!! ¿Qué taaaaalll?) aclaro que os quise un montón y que siempre os tendré cariño, pero reconocédmelo, eráis unos peores de la vida. No en plan mal, claro, más bien en plan desastre simpatiquete como lo soy yo, pero unos peores de la vida, hijos míos, ya os lo digo.

Ni qué decir tiene que todos teníais "un algo", por supuesto. Por lo menos para mi. A, eras el más buenín del mundo. L, conseguías convertirlo todo en un juego, aún no sé cómo. D, tenías (y tienes) las habilidades sociales más desarrolladas que he visto jamás, les caías (y les caes) bien a todos. J, no sabría decirte, Creo que era tu forma de mirarme, pero en realidad nunca supe a ciencia cierta qué hacía que me encantaras como me encantabas. J (2), tu sensibilidad (para lo bueno y para lo malo) y tu intensidad al vivir el arte.  No voy a seguir porque ni vosotros ni los que me quedan por nombrar vais a leer esto nunca y si llegáis a hacerlo y os queda alguna duda dadme un toque y lo hablamos, que no he cambiado de número de móvil.

A lo que iba es que para que a mi me guste alguien tiene que tener "un algo", que a veces surge de repente y otras tardo siglos en descubrir. En los intentos externos de emparejamiento y en la caza on line de setas lo de esperar está fuera de la ecuación, porque nadie va a darte un margen. O funciona desde el minuto uno o pista. Pero como he dicho en el párrafo de arriba que funcione desde el principio, que el que tienes enfrente tenga "un algo", es una lotería tan poco probable como que te caiga un rayo.

Así que sólo me queda decir lo que diría el pobre Pierre Nodoyuna de los Autos Locos...

Maldición, maldición y tres veces maldición.

9 comentarios:

  1. A mi es que me ganan con la conversación...y eso si puedes verlo por escrito ¿no?

    ResponderEliminar
  2. online son muy salvajes, hubo un tiempo en que probé suerte pero no, eso de las dick pics no me gustó y mejor abandoné

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  3. On-line todos somos geniales, mejor en persona. Suerte!!

    ResponderEliminar
  4. Pseudo, pues no sé qué decirte, no estoy dando con grandes conversadores... igual es que le dedico poco tiempo al tema, no sé.

    Stinfalus, eso, muy bien, tú ahí dando ánimos jajajaja

    PapaCangrejo, y aún online hay mucha gente que ni fu ni fa. Creo yo, vamos...

    ResponderEliminar
  5. Es que esas cosas tiene que surgir. Yo no entiendo cómo la gente encuentra pareja en las páginas esas tipo meetic. Creo que así se pierde todo el encanto. Las cartas están sobre la mesa desde antes de empezar y las conversaciones se convierten casi en entrevistas de trabajo...

    ResponderEliminar
  6. has utilizado tu cojoblog
    para hacer un repaso de exs
    ufffff
    lo tuyo tiene mu mala pinta
    zagala!!
    Muaksss

    ResponderEliminar
  7. Doctora, sí, yo tampoco le termino de pillar el truco, pero desde luego hay gente a la que le funciona. Yo conozco un montón y varios de ellos incluso han acabado en boda. No sé, será que yo no valgo para esto o que tengo que aprender... no sé...

    El Primo de ECDC, no sé qué es un cojoblog y no sé por qué es malo hacer repao, pero en general tu comentario tiene un tufillo a insulto que sólo me deja una respuesta posible. ¡Rebota y en tu culo explota! ;P

    ResponderEliminar
  8. No le hagas caso a mi primo
    es un ser maligno
    y sin educacion.
    Pero q sepas q cojoblog
    es bueno para el.

    ResponderEliminar
  9. No le hagas caso a mi primo
    es un ser maligno
    y sin educacion.
    Pero q sepas q cojoblog
    es bueno para el.

    ResponderEliminar

¡Eh, no te vayas sin decir nada! No tengo el superpoder de leerte la mente.