martes, 13 de febrero de 2018

Desafío Aórtico II. Qué te hace especial

A pesar de la poca confianza que tiene la perraca de Pseudo en que mi objetivo llegue a buen puerto, aquí sigo, encabezonada en el Desafío Aórtico.

Tarjeta 2. Descubre lo que te hace especial

Esto debería ser fácil de responder sobre todo en el blog, porque es precisamente aquí donde más he hablado de este tema. Si paráis por estos lares de vez en cuando ya me habréis leído alguna vez que creo que mi mayor habilidad es escribir. No ya porque se me dé bien o mal (que bueno, eso es totalmente subjetivo, para gustos los colores y para colores las flores) sino porque escribiendo soy mi mejor versión. Porque juntar letras saca partes de mí que ni yo misma conocía, porque al tejer locuras impresas aparecen Speedys que nunca habría imaginado que estaban dentro de mí. Porque inventar entrada tras entrada tras entrada durante años ha demostrado que tengo la cabeza llena de locuras y ha potenciado mi creatividad, que se ha fortalecido como un músculo que se ejercita en el gimnasio haciendo pesas.

La cosa es que esto de escribir en el ligoteo de tú a tú sirve más bien poco. Tendría que haber vivido en el siglo XIX, cuando las cartas de amor y la literatura epistolar eran el no va más para conquistar corazones. O quedarme en este siglo y estar más espabilada para encontrar un novio novelista, poeta o (el cielo nos coja confesados) bloguero. No sé qué habrá fallado en esta última parte el plan ;P

Si lo pienso con calma seguro que me sale alguna otra cosa que me hace especial, además de esto de juntar letras, pero para la tarjetita número 2 del Desafío Aórtico ya está bien, ¿no? Que me quedan 28 por delante...

7 comentarios:

  1. Escribir mola. En el siglo XIX y en el XXI.
    Y un bloguero por definicion siempre lleva pasamontañas aunque se le vean los ojos.

    ResponderEliminar
  2. Pues imán tienes, desde luego, porque arrastrar a los que te estemos leyendo a ver qué cuentas en cada entrada, no lo hace cualquiera. Tarjeta 2 conseguida.

    ResponderEliminar
  3. ECDC, eso es verdad, escribir mola en cualquier siglo, no sé como hay gnte que no lo ve ;P

    Mannelig, jajaja, qué manera más sútil de decir que esto de las tarjetas es un soberano coñazo. Pues échale la culpa al gracioso de mi amigo invisible. Que no me hubiera regalado la gracia de las tarjetitas, oye. Ahora nos toca apechugar a todos jajaja

    ResponderEliminar
  4. No te dejes atrapar por el Efecto Zeigarnik. Cuando te agobie, lo dejas y ya... jajajajaja!!!

    ResponderEliminar
  5. Maribel, jajaja, por el Efecto Zeigarnik no tengo miedo ninguno. Con la cantidad de cosas que tengo pendientes siempre, si lo sufriera, ya habría muerto del agobio y de un ataque al corazón. Como no lo tengo, yo sigo viva y mis miles de tareas siguen sin acabar jajaja

    ResponderEliminar
  6. ¡Ains...lo que me ha "llamao"...
    Pero vas muy bien, voy a darte un voto de confianza...que dice mi hija que tengo que aprender a educar en positivo...

    ResponderEliminar
  7. Y a mi me parece que eres muy especial y escribes fenomenal...lo cortés no quita lo valiente.

    ResponderEliminar

¡Eh, no te vayas sin decir nada! No tengo el superpoder de leerte la mente.